Libre cultivo de cáñamo — Porque somos jíbaros puertorriqueños

Libre cultivo de cáñamo — Porque somos jíbaros puertorriqueños

3 de septiembre de 2015

Le pedí al Dr. Escribano si podía hacer un “proofread” a estas palabras:

«Es una crueldad de parte del gobernador de esta bella isla de Puerto Rico el no ordenar a que no se estigmatice más, ni se persiga más, ni se arreste a nadie más por sembrar, cultivar, poseer, consumir… y sanar y crear con… cáñamo (nombre tradicional español jíbaro) o cannabis (latin, nombre utilizado en la medicina).»
—Tristán Reyes Alvarado

A lo que me contestó:

«Los gobernadores de Puerto Rico le dan la espalda a nuestra ley ancestral y a nuestra sana costumbre cuando no se aseguran de que cultivemos libremente el cáñamo.»
Rafael Andres Escribano, 2015

Ver también:

«La cosmogonía de la etnia puertorriqueña, la puertorriqueñidad, no es cualquier cosmogonía (hindú, budista, mázdica, judía, musulmana, sikh, etcétera) sino una cristiana. Y no es una cosmogonía cristiana cualquiera (luterana, calvinista, bautista, mormona, cristiano-científica, testigos de Jehová, etcétera) sino una cosmogonía específicamente católica. Fuera de eso no se puede entender la puertorriqueñidad ni la iberoamericanidad.

Fuera de eso ni siquiera podemos entender las sectas protestantes ni la secta ortodoxa. Si no entendemos eso, no hay manera de entender quiénes somos. Lo que somos los puertorriqueños tiene sus raíces en el catolicismo. Por ahí es que creo que va la cuestión…

Sin su catolicidad, la puertorriqueñidad y su historia de 500 y pico de años se presenta sólo como un mero accidente de la historia humana. Sin su catolicidad, Puerto Rico, Iberoamérica y el Imperio español se nos presentan como una mera variación abstracta e insabora de los demás países y los demás imperios.

Sin su catolicidad, por poner tres ejemplos de puertorriqueñidad más allá de toda duda, no se puede empezar a entender ni a Gautier, ni a Albizu, ni a Muñoz. Pero nos aplica a todos y a todo lo que tenga que ver con lo que llamamos Puerto Rico… Sin su catolicidad no se puede entender a Maelo, no se puede entender a Tego, no se puede entender el seis… Sin nuestra catolicidad no podemos entender ni siquiera nuestras propias rebeldías contra nuestra puertorriqueñidad…»
Rafael Andres Escribano, 2014

Ley XX de Indias«LEY XX. Que los Virreyes, y Governadores hagan sembrar, y beneficiar lino, y CÁÑAMO. Encargamos a los Virreyes, y Governadores, que hagan sembrar, y beneficiar en las Indias lino, y CÁÑAMO, y procuren, que los Indios se apliquen a esta grangería, y entiendan en hilar, y texer lino. (El Emperador Don Carlos y El Príncipe G. en Ponferrada, a 13 de Junio de 1545)»

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s