Antes de que el Gobernador sacara el “Reglamento de la marihuana”… Carta abierta al Gobernador Alejandro García Padilla.

9 de febrero de 2013
(Revisada, 2 de febrero de 2016)
San Juan, Puerto Rico

Estimado Gobernador Alejandro García Padilla:

Es la segunda carta abierta que le escribo a un Gobernador de Puerto Rico. Ésta tiene más urgencia. Por el amor de Dios le pido, como hermano puertorriqueño, que elimine todas las penas criminales sobre el uso de la marihuana hasta 24 onzas utilizables; 24 plantas (6 adultas, 18 jóvenes). Ésta es la cantidad máxima de posesión de cannabis hasta el momento en la lista de los 23 estados de los Estados Unidos de América en donde han cambiado las leyes sobre la marihuana y nosotros como puertorriqueños, también hijos de Dios—nuestra máxima conciencia—, no nos merecemos menos.
(http://medicalmarijuana.procon.org/view.resource.php?resourceID=000881)

El cannabis, que es el nombre oficial, es una planta sagrada medicinal milenaria, y está prohibida. Es la medicina natural que necesitamos como pueblo, para nuestros pacientes de cáncer, SIDA, VIH, esclerosis múltiple, dolor crónico, epilepsia, insomnia, Parkinson’s, Alzheimer’s, ADHD, ADD, hepatitis, depresión, autismo, alcoholismo, adicción, artritis y diabetes, entre muchas otras enfermedades y condiciones que afectan la salud.(http://phoenixtears.ca/producing-the-oil/)

La patente número 6,630,507 B1 del año 2003 sacada a nombre del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos de América se llama “Cannabinoides como antioxidantes y neuroprotectores“, y en ella se confirma que los componentes del cannabis son excelentes para personas que sufren de isquemia, como ataque al corazón o trauma, y para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer’s, Parkinson’s y HIV dementia.

Es parte de nuestra historia. Véase la Ley XX de las Leyes de Indias (1545), que ordenaba a los gobernadores y virreyes a sembrar y beneficiar lino y CÁÑAMO… Véase también la Ley 48 de Narcóticos de 1959 (Leyes de Puerto Rico Anotadas), la cual legalizó temporeramente en Puerto Rico el cultivo del cáñamo para fines industriales.

Como buen padre e hijo de familia, como de alguna manera lo somos todos en el fondo, estoy cansado del prejuicio en contra de los usuarios de marihuana simplemente por la ignorancia, que es el peor de los males. Cansado del miedo que esto provoca en nuestros seres queridos. Y el miedo no es por la flor del cáñamo (la marihuana) sino por la ilegalidad de esta planta.

Se dice que el CÁÑAMO, que es el nombre tradicional en español para el cannabis, tiene alrededor de 50,000 usos… medicina, comida, fibra, combustible, plástico biodegradable, etc. (http://www.jackherer.com/emperor-3/chapter-9/). Ahí tiene usted la nueva industria, amiga del ambiente, para crear los empleos que buscamos como país. Atienda este asunto, por favor, y haga todo lo que pueda como el gran Gobernador de Puerto Rico que aun puede ser.

En su conciencia queda la verdad, irie. 🙂

Tristán Reyes Alvarado

www.cannabisparalaeducacion.org

Advertisements