Sobre el problema de la prohibición del cannabis (2011, revisado 2016)

Sobre el problema de la prohibición del cannabis (2011, revisado 2016)

Por Tristán Reyes Alvarado

Marihuana (que es el “término legal”) es CÁÑAMO (nombre tradicional en español) es “HEMP” (nombre tradicional en inglés)… es ganja es caña aromática es kaneh bosm… son cientos de nombres para la misma planta: CANNABIS (que es el nombre en latín y el utilizado para describirla en la medicina).

«Also known as: Hemp, cannabis hemp, Indian (India) hemp, true hemp, muggles, weed, pot, spinach, marijuana, reefer, grass, ganja, bhang, the kind, dagga, herb, etc., all names for exactly the same plant!»
—Jack Herer

El cannabis es una planta muy útil y la más medicinal. El ser humano lo ha sabido por miles de años y cualquier persona que te diga lo contrario está hablando desde la ignorancia o está protegiendo sus intereses económicos. Pero no me tienes que creer a mí, haz tu propia búsqueda.

El aumento en las enfermedades “comunes”, como el cáncer, se debe en gran parte a la deficiencia en cannabinoides que provocó la prohibición del cáñamo hace más de 70 años. Hoy continúa (aunque a niveles todavía más discretos, y sirviéndose de ese término nuevo, tan reciente como hace apenas algunas décadas: “cannabinoides”) la propaganda de confusión que logró cambiarle el nombre tradicional por el cual se conocía el cannabis. A través del engaño y el Marihuana Tax Act of 1937, se le prohibió al pueblo norteamericano el libre acceso a esta planta que históricamente ha sido central para el ser humano.

«In addition, the Marihuana Tax Act of 1937 legitimized the use of the term “marijuana” as a label for hemp and cannabis plants and products in the US and around the world. Prior to 1937, “marijuana” was slang; it was not included in any official dictionaries.»
—From Wikipedia

Actualmente en Estados Unidos en 24 Estados y Washington D.C. puedes conseguir una receta de “medical marihuana”. A nivel federal se mantiene ilegal bajo la categoría de “Schedule 1 Drug”, como la heroína. Las penas por delitos de marihuana fluctúan desde probatoria hasta pena de muerte. Tienen un revolú porque llevan tantos años diciendo que es “la planta del demonio”, y ahora la quieren comercializar como medicina. Al no poder patentizar la planta (el organismo) dividen sus componentes para patentizarlos por separados. Por ejemplo, Marinol es una de las marcas registradas de la forma sintética del THC, la Patente US 6,630,507 B1, Oct. 7, 2003 del USA Dept. Health & Human Services agrupa a los demás cannabinoides, Sativex es otro producto, creado por GW Pharmaceuticals, para suministrar cannabinoides a través de sprays ($pray$). Pero hoy día existen más de 600 patentes relacionadas con el cannabis registradas en Patentscope, de las Naciones Unidas (More than “600 cannabis-related patents” (WIPO, Patentscope, UN).

Los mismos que se han beneficiado del monopolio de la salud, gracias a la prohibición del cannabis, ahora pretenden continuar el monopolio con el cannabis. Nos dicen que el “pasto” que nos fumamos es malo, pero el que ellos nos van a querer vender bien pronto aquí en Puerto Rico es bueno, cuando es el mismo cannabis. El cambio es sólo de “dealer”. Ahora los “dealers” van a ser los médicos, que por cierto, bastante calladitos y desinformados han estado sobre este tema, considerando que hasta sólo apenas algunas décadas atrás más del 50% de la farmacopea de E.E.U.U. contenía extracto de cannabis.

Nosotros NO queremos seguir jugando con el bienestar de las personas.

Aunque somos puertorriqueños de corazón, oficialmente somos estadounidenses (si no me crees mira tu pasaporte) y justo antes éramos españoles (“pasaporte” español), y antes taínos y antes… Esto no es ni bueno ni malo, esto es simplemente un hecho histórico y no tiene que ver con la mezcla de sangre que cada cual tenga. Lo curioso de esto es que durante 300 años la ley que hablaba del cannabis, en vez de prohibirlo, ¡lo promovía! La Ley XX de las Leyes de Indias de 1545 dice: 

«LEY XX. Que los Virreyes, y Governadores hagan sembrar, y beneficiar lino, y CÁÑAMO. Encargamos a los Virreyes, y Governadores, que hagan sembrar, y beneficiar en las Indias lino, y CÁÑAMO, y procuren, que los Indios se apliquen a esta grangería, y entiendan en hilar, y texer lino. (El Emperador Don Carlos y El Príncipe G. en Ponferrada, a 13 de Junio de 1545)»

La historia es la que nos tiene que enseñar del cannabis, y no las mismas personas que mantienen un negocio que causa 250,000 muertes iatrogénicas anuales en E.E.U.U (JAMA, Lancet). Hay quienes ilustran esta cantidad muertes con la caída de 10 “jumbo-jets” diarios.

Tristán Reyes Alvarado

tristan@cannabisparalaeducacion.org
www.cannabisparalaeducacion.org

Puerto Rico (2011, 2016)

Advertisements