Fructífera cara menos conocida del cannabis por Osman Pérez Méndez


El Nuevo Día, lunes, 26 de mayo de 2014

 

«“En el primer diccionario de la lengua española, aparece registrada la palabra cáñamo, mucho antes de que se etiquetara la palabra marihuana. Se describía el cáñamo como muy útil para la vida humana”, explicó el fotógrafo Tristán Reyes Alvarado, estudioso del tema y quien aboga por la despenalización de la marihuana. “El cáñamo fue parte esencial de nuestra cultura por cientos de años. La Ley XX de Indias ordenaba a los gobernadores (y virreyes) asegurarse de que los indios conocieran y sembraran el cáñamo. No se creaba un pueblo que no tuviera su cañamar”.

[…] Tan reciente como en junio de 1959, Luis Muñoz Marín impulsó y firmó la Ley 48 de narcóticos, cuyo artículo 30 permitía la siembra de marihuana con fines industriales.

“La ley duró cerca de un año antes que la tumbaran”, lamentó Reyes. “Pero el cáñamo no es el problema. El cáñamo es positivo por todos lados. Es algo que tu abuelita iba al patio y cogía para hacer un remedio y aliviarte. Son los gobiernos, prohibiendo directamente o con regulaciones extremas, los que terminan promoviendo el narcotráfico”.»

 

Fructífera cara menos conocida del cannabis_med
Fructífera cara menos conocida del cannabis por Osman Pérez Méndez

 

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s